Cursos


Publicado en Vuela sin Miedo | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Hermosos aterrizajes, increíbles despegues

 

Pistas cortas, muy angostas, en los picos de las montañas. Este piloto las disfruta. Espero que también los seguidores de este blog:

| Etiquetado , , , | Deja un comentario

Reflexión del día

El hombre existe como un puente entre dos infinitos: el infinito de la ignorancia y el infinito de la sabiduría. El hombre ni es animal, ni es divino. O bien, el hombre es ambas cosas, animal y divino. Ese es el problema. El hombre es una ser inacabado, es algo incompleto, algo por terminar, un proyecto, no una realidad. Los animales poseen un «ser». El hombre es un proyecto. No «es», solamente es un proyecto. El hombre es un proceso. El proceso está incompleto. Ha abandonado el mundo de la ignorancia y todavía no ha alcanzado el mundo de la sabiduría. El hombre está entre dos aguas. Eso crea el problema, la tensión, la angustia y el conflicto constante.

| 1 Comentario

El avión de Malasia continúa sin aparecer

La semana pasada, las autoridades malasias informaron que el vuelo MH370 había finalizado su trayecto en un lugar remoto del océano índico, al oeste de Australia. De ese modo ponían fin a cualquier esperanza de las familias de encontrar supervivientes. Con más precisión, anunciaron que el avión utilizó “el corredor del sur”, y que la última posición de vuelo tuvo lugar en medio del océano Índico, al oeste de Australia, en un lugar alejado de cualquier pista de aterrizaje. Las autoridades dijeron que, sin lugar a dudas, el avión se había estrellado y que ninguno de los que iba a bordo había sobrevivido. Pero toda esa información ha sido errónea.

La pregunta que nos hacemos es: ¿de qué fuentes han obtenido esa información para hacerla pública con tanta certeza?

Durante más de dos semanas los satélites han estado alimentado falsas esperanzas, modificando día a día la probable posición de los restos. Una certeza tras la otra, todas fallidas.

Sin restos no hay pruebas.

 

Lo único cierto es que aún no sabemos dónde está el avión, ni mucho menos qué es lo que pudo ocurrir en ese misterioso vuelo. Y la falta de credibilidad de todo lo que se ha dicho echa un gran manto de sospecha en este peculiar caso. El ACARS ha continuado enviando señales durante más de cuatro horas. Y eso incluye las posiciones por las que el avión ha estado volando. Pero, luego de tantas contradicciones, ¿podemos confiar en la fuente de esa información?

Todo parece indicar que este caso no será resuelto. Tal como se ha manipulado la información, muy poco de ella es creíble. Lo único que sabemos es que, luego de la última posición de vuelo reportada por los pilotos, no existen pruebas ni evidencias de nada, absolutamente de nada de lo que se ha dicho. Aún así, tenemos la esperanza de que un día podamos saber qué es lo que realmente ocurrió durante el vuelo MH370.

Buenos Vuelos

 

 

 

| Deja un comentario

Accidente Avión Malasia

malaysia-airlinesLas autoridades malasias han informado que el avión malasio MH370 finalizó su trayecto en un lugar remoto del océano índico, al oeste de Australia. Las noticias han puesto fin a cualquier esperanza de las familias de encontrar supervivientes. Asimismo, anunciaron que el avión utilizó “el corredor del sur”, y que la última posición de vuelo tuvo lugar en medio del océano Índico, al oeste de Australia, en un lugar alejado de cualquier pista de aterrizaje.

Sin lugar a dudas que el avión se ha estrellado y que ninguno de los que iba a bordo ha sobrevivido.

Esta noticia confirma la hipótesis de que el avión ha volado durante más de 7 horas sin el control de los pilotos. Se abre entonces otro capítulo en la investigación: conocer las causas por las cuales los pilotos han dejado de estar al comando del Boeing 777 accidentado. En relación con ello, ya hemos expuesto una posibilidad en el post anterior: la sospecha de un posible fuego producido por el gran cargamento de baterías de litio ion que transportaban, algo que las autoridades malasias han estado esquivando afirmar durante una semana.

7 horas de vuelo sin el control de los pilotos abren nuevas dudas. ¿Han sido víctimas de un ataque? ¿Quedado incapacitados por una hipoxia? En tal caso, ¿la incapacitación pudo ser producida por el humo producido por un incendio? ¿O por una despresurización de la que no fueron conscientes?

En todo caso, la hipoxia se comenta como la principal responsable en los pasillos de los pilotos de línea aérea.

Hipoxia

Se denomina hipoxia a la dificultad hallada cuando el cuerpo es privado de oxígeno.

La presión parcial de oxígeno es 200 mb a nivel del mar y 60mb a 10.000 metros de altura.

Síntomas:

  • Incremento del ritmo respiratorio.
  • Pequeño dolor de cabeza y una sensación de vértigo.
  • Escasa coordinación y deterioro del juicio.
  • Reducción de la agudeza visual, seguido de pérdida de la visibilidad y pasar al estado inconsciente.
  • En todos los casos el piloto tiene la sensación de encontrarse bien y la impresión de que todo marcha bien. Esto, combinado con a disminución de sus reflejos deteriorados, anula toda la conciencia crítica, impidiendo que se de cuenta de que sus capacidades están reducidas. Es difícil que el piloto pueda romper este circuito vicioso.

A 10.000 metros  de altura, la consciencia dura no más de un minuto. Luego se entra en estado inconsciente, Si la persona afectada no es atendida de inmediato, muere sin saber lo que ha sucedido. Lo mismo le ocurre a todas las personas a bordo del avión, las que entran en un estado de sueño seguido de muerte por asfixia, sin ser conscientes de lo que ocurre.

Lamentamos este final. Y deseamos que los investigadores hallen pistas claras acerca de lo ocurrido. Ello permitiría corregir los errores que ocasionaron este accidente.

Carlos Zerdan

Piloto de Línea Aérea – TLA 1695

Publicado en Actualidad, Aviones | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

¿Pudo un incendio a bordo ser la causa de la desaparición del vuelo de Malaysia Airlines?

Las autoridades de Malasia confirmaron el viernes que la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines transportaba un cargamento de  baterías litio con iones en la bodega de carga, pero no los consideran como un peligro para la seguridad, porque se observaron las reglas estándar en el embalaje para el transporte.

Sin embargo, es bien sabido que las baterías de litio con iones – de uso común en los ordenadores portátiles, los teléfonos móviles, y ahora en los nuevos Boeing 787 y Airbus 350 – son propensas a un sobrecalentamiento y pueden estallar en llamas. Precisamente, ese es el problema que el año pasado han tenido dos aviones Boeing 787, ambos con incendio de una de esas baterías:  http://www.youtube.com/watch?v=0zPPZ2x13ZI

Desde los primeros días se afirmaba, sin confirmación, que poco antes de la partida había aparecido una carga de último momento, de gran tamaño y peso, cuyo contenido era misterioso. Pero las autoridades no confirmaron esa noticia.

En respuesta a una pregunta durante una conferencia de prensa, hoy viernes 21 de Marzo, funcionarios de Malasia dijeron que la carga a bordo del avión desaparecido estaba siendo investigada, pero las autoridades no consideran a las baterías de litio con iones como carga peligrosa, siempre que cumpliesen con las normas y estándares en el embalaje para el transporte.

“Estas no son considerados como mercancías peligrosas … y fueron embaladas según lo recomendado por la Organización de Aviación Civil Internacional “, dijo Ahmad Jauhari Yahya, responsable de Malaysia Airlines.

Estas baterías se utilizan por muchas otras compañías aéreas, agregó.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional estima que más de mil millones de células de litio vuelan cada año. Pero la peligrosidad es innegable.

Hasta hoy, la búsqueda del desaparecido vuelo MH370 ha sido perseguida por el misterio y la desinformación. Ahora, muy posiblemente, podemos esgrimir una hipótesis sólida acerca de lo que pudo ocurrir en ese vuelo, que portaba un gran cargamento de esas baterías.

En el mundo de la aviación ya tenemos experiencias negativas con ellas. El primer caso es el de un avión de carga de UPS que transportaba baterías de litio. Las baterías se incendiaron durante el vuelo, el  fuego se movió a gran velocidad en la bodega de carga provocando una catastrófica cadena de reacciones. Una gran humareda llenó por completo la cabina del avión que, en pocos minutos, se estrelló en el desierto de Dubai, el 3 de Septiembre de 2013. Los dos pilotos fallecieron en el accidente. Los investigadores concluyeron que hubo un rápido aumento de temperatura en las baterías, ocasionado por una reacción química progresiva e incontrolable. Las baterías de litio son sensibles a la temperatura. Expuestas a un calor excesivo, se puede provocar un cortocircuito, seguido de una fuga térmica. Si una batería experimenta fuga térmica o se incendia, puede causar que otras baterías cercanas hagan cortocircuito y provocar un incendio.

Ver información del accidente del avión de UPS (idioma inglés): http://news.yahoo.com/probe-links-lithium-battery-dubai-120034760.html

El año pasado, los nuevos Boeing 787 han tenido dos serios incidentes con estas baterías. Uno de humo durante un vuelo de All Nippon Airways, y otro en un 787 que estaba aparcado en el aeropuerto de Boston. Toda la flota de eso aviones debió suspender sus vuelos durante tres meses.

¿Porqué las autoridades de Malasia han mantenido en secreto el contenido de esa misteriosa carga?

Es una decisión lamentable e irresponsable.

Si las baterías se incendiaron, lo hicieron a gran velocidad. En tal caso, habrían llenado de humo la bodega de carga. Ello habría habría disparado la alarma en la cabina de los pilotos, quienes habrían disparado remotamente los matafuegos del sector de carga afectado. Pero hay dos posibilidades. La primera, si el fuego hubiese avanzado con mucha rapidez, tal como ocurre cuando estas baterías se incendian (debido a la gran temperatura que producen), es probable que los circuitos eléctricos que conducen a los matafuegos habrían sido dañados. En tal caso, el avión se habría incendiado por completo en escasos minutos. Pero sus restos habrían sido hallados. La segunda es una hipótesis más probable. Si los matafuegos funcionaron, controlado el incendio, es probable que no haya sido suficiente para evitar que una gran cantidad de humo ingresara en la cabina de pasajeros, y también en la de los pilotos. La densa humareda, llena de productos químicos, pudo desvanecerlos. Antes de ello, el fuego posiblemente afectó algunos sistemas, como el de transmisión del transpondedor, motivo por el que los radares perdieron contacto con el avión. El comandante pudo haber virado al avión en su intención de regresar para aterrizar. Si despresurizó el avión con la intensión de combatir el fuego y el humo, y si no lo logró, también es probable que la falta de oxígeno a la altura de crucero haya producido una hipoxia generalizada. De allí que el avión habría podido continuar en vuelo, automáticamente, sin control, hasta agotar su combustible.

Esta es solo una hipótesis, entre muchas. A falta de elementos fehacientes, el informe de la carga de baterías abre otro curso en la investigación. De momento, nos queda por esperar hasta que los barcos que se están aproximando a la zona de Perth, dónde los satélites han avistado objetos de gran tamaño, nos digan si pertenecen o no a los del avión desaparecido. Esta noticia, que apareció el 19 de Marzo, en realidad ha estado en manos de las autoridades australianas desde el día 16 de Marzo, sin darla a conocer.

Buenos vuelos!

| Deja un comentario

Continúa la búsqueda del avión desaparecido

Last positionA día de hoy, la información oficial acerca de la desaparición del avión de Malaysia continúa sin ofrecer una sola pista de lo que puedo suceder. La última noticia disponible proviene de Thailandia, país que dice haber registrado una señal que podría ser del avión desaparecido. La señal estaría localizada en la zona norte del estrecho de Malacca, a cientos de kilómetros del punto en el Boeing 777 de la aerolínea Malasya que fue detectado por última vez por los radares civiles. Pero la certeza de que dicha señal corresponda al vuelo MH370 aún no ha sido confirmada.

Anteriormente, y a falta de una hipótesis que pueda explicar lo realmente ocurrido, Sally Leivesley, ex asesor científico del Ministerio del Interior del Reino Unido, dijo que la velocidad del Boeing 777, el rumbo y la altitud se podrían haber cambiado con señales de radio, enviadas desde un pequeño dispositivo. La teoría viene después que los investigadores determinaron que una persona con conocimiento del sistema del avión hizo que volara fuera de su curso. Pues esta es una noticia poco creíble. Que los controles de vuelo de un avión puedan ser secuestrados por un experto en sistemas de navegación, a través del sistema de entretenimiento a bordo no tiene asidero. Si la noticia señalara a algún servicio de inteligencia, entonces tendría algún mérito, dado que en lugar de usar el sistema de entretenimiento a bordo, los servicios de inteligencia americanos, seguramente, cuentan con las facilidades para acceder directamente a los ordenadores del avión. El Boeing 777 se fabrica en Estados Unidos. Es inverosímil creer que un pasajero podría haber reprogramado el sistema de gestión de vuelo mediante el empleo de un teléfono móvil o un USB conectado al sistema de entretenimiento a bordo.

Descartada la hipótesis de Sally Leivesley, analizaremos otras posibilidades. ¿Se puede sospechar la interferencia remota del sistema de control vuelo de los aviones que cuentan con el sistema de comandos Fly-by-wire?

La estabilidad en vuelo se obtiene mediante la acción constante de las superficies de control de los aviones (alerones, elevadores y cola vertical), cuya movilidad responde a las demandas de los pilotos, o bien a las del piloto automático, si ha sido conectado. En los aviones convencionales, esas demandas se transmitían remotamente, mediante un sistema de cables y poleas, desde el bastón de comandos y los pedales, o bien mediante actuadores operados por el piloto automático. Cualquiera de estos sistemas ponía en movimiento a los alerones, el elevador y el empenaje vertical del avión.

En cambio, los aviones modernos cuentan con el sistema Fly-by-wire (FBW), que traducido significa “pilotaje por cable” o “pilotaje por mandos electrónicos”. El FBW es un complejo sistema de computación que reemplaza los controles de los aviones convencionales. Es una interfaz encargada de enviar las demandas de los pilotos a las superficies de control del avión mediante señales electrónicas. Es comparable a un control remoto. En un avión controlado remotamente, las superficies de comando del avión son controlados desde tierra mediante una interfaz (el control remoto). Un ejemplo de mayor escala son los conocidos drones, aviones militares operados desde tierra. Pueden operar en Asia, por ejemplo, y sus pilotos estar situados en algún lugar de Estados Unidos. Esto mismo ocurre en los aviones actuales, solo que el piloto que comanda el avión está dentro del avión.

En los aviones convencionales, el piloto podía desconectar el sistema automático y ejecutar las maniobras manualmente. En los aviones con FBW también se puede desconectar el piloto automático, pero el mecanismo automatizado del FBW posee un sistema de protección que limita las demandas de los pilotos para evitar errores que podrían afectar la seguridad.

¿Puede el sistema Fly-By-Wire ser atacado desde dentro o fuera del avión?

El FBW es un sofisticado sistema cuyos programas de operación son conocidos sólo por ingenieros aeronáuticos expertos. Nadie puede afirmar que el sistema es  invulnerable y que su funcionamiento no pueda ser sustituido y controlado remotamente, en contra de la voluntad de los pilotos. Pero es imposible conjeturar una operación de terrorismo cibernético, afirmando que alguien haya podido tomar el control del avión, desde tierra (o desde otro avión). Esta hipótesis solo cuadra si se pensara que hubiese sido ejecutada por algún servicio secreto, en cuyo caso todo apuntaría al país de origen del avión, dado que requiere de la participación de un equipo de personas con un muy sofisticado conocimiento de ingeniería de sistemas de avionics, además de pilotos entrenados y habilitados para volar remotamente un Boeing 777.

Los investigadores también han sugerido que los propios pilotos podrían haber apagado  el equipo de comunicación de posición del avión, con la intención de desaparecer del radar y dirigirlo hacia el oeste. Pero hacer desaparecer del radar un avión del tamaño de un Boeing 777 es imposible a la altura que volaba. En cualquier caso, los pilotos deberían haber descendido y volar muy cerca del mar para evitar ser avistados, lo que habría reducido el radio de alcance del vuelo, dado que a baja altura el avión consume muchas veces más combustible que el que consume volando en el nivel óptimo a gran altura.

Si bien la empresa Malaysia no tiene contratada la prestación de ACARS, un sistema de monitoreo de las condiciones de las aeronaves y datos de sus sistemas durante el vuelo, la empresa que ofrece el sistema puede igualmente leerlos. Y lo hizo. De allí salió la información de que el avión envió mensajes del funcionamiento de sus motores durante cuatro horas de vuelo, luego de la pérdida de contacto con el mismo. Estos sistemas son capaces de identificar las condiciones de vuelo anormales y automáticamente enviar mensajes en tiempo real a la compañía aérea. Todo el procesamiento se realiza automáticamente por la unidad de gestión ACARS y otros sistemas de aviónica asociados, sin la intervención del personal de vuelo. Apagar ese sistema es realmente complejo y requiere de personal de mantenimiento muy experto.

Por otro lado, la desconexión de los equipos de radio, así como el respondedor de las señales de radar, puede haber ocurrido por un fallo eléctrico de gran magnitud, dado que las aeronaves cuentan con sistemas de respaldo para los equipos de corriente alterna. Además, en un caso extremo, casi impensable, cuentan con sistemas de respaldo de corriente continua. Pero la desconexión del respondedor pudo haber sido realizada voluntariamente por los pilotos. En última instancia, por un secuestrador, en cuyo caso hablaríamos de un piloto muy experto. Lo cierto que que son todas hipótesis, y que no hay avances en la resolución del misterio que se está viendo lastrado por la resistencia de algunos países para compartir datos de sus radares militares o satélites para no revelar sus capacidades –o sus lagunas- de defensa en una región cruzada por agrias disputas territoriales y marítimas.

Las fuerzas aéreas de Tailandia han asegurado este miércoles que los radares tailandeses detectaron lo que podría ser el Boeing 777-200 después de que se esfumara. “Una aeronave desconocida fue detectada a las 00.28 (hora local, 1.28 hora de Malasia) seis minutos después de que el MH370 desapareciera” en el mar del Sur de China, volando en dirección suroeste hacia Kuala Lumpur y el estrecho de Malaca, afirmó el mariscal de las fuerzas aéreas. El militar ha asegurado que la información no fue dada antes porque surgió al comprobar los registros de los radares este lunes, después de que le fuera solicitada por el Gobierno malasio.

La señal identificada por Tailandia es coherente con la última transmisión del transpondedor del avión a la 1.21, hora malasia, que proporcionó información sobre su localización y la altitud a la que volaba. Monthon ha dicho que aunque la señal registrada fue esporádica, los radares tailandeses volvieron a identificar el mismo aparato mientras giraba hacia el norte y desaparecía en el mar de Andamán. Sin embargo, insistió que “no está confirmado que la aeronave fuera el MH370”. El avión desapareció de los radares civiles de Malasia a la 1.30, pero su señal continuó parpadeando en las pantallas de los radares militares malasios hasta las 2.15.

Las fuerzas aéreas tailandesas afirman que no analizaron antes sus registros porque el aparato no estaba en espacio aéreo de Tailandia y no suponía una amenaza para la seguridad del país, y han negado haber retenido la información.

Se cierra así una etapa en la búsqueda, dejando abierta la puerta a otra hipótesis, otra posibilidad. De momento, no sabremos nada si el avión, o sus restos, no son hallados. ¿Una despresurización?, ¿un incendio incontrolable a bordo, tal como le ocurriera al SwissAir en Halifax?, ¿un secuestro?, son hipótesis. Tal vez la más probable es la de un incendio, pero ello no descarta otras posibilidades. El tema de lo que realmente sucedió en las torres gemelas es aún polémico y dudoso para muchos investigadores. Una organización de pilotos americanos ha aportado evidencias de que la versión oficial no dijo la verdad de lo sucedido. El vuelo MH370 es aún más misterioso. Pero algún día conoceremos la verdad.

Mientras tanto, le sugerimos que no abra un vídeo falso sobre el vuelo que se está extendiendo por correo electrónico. Supuestamente es un vídeo de cinco minutos sobre MH70 llamado “Malaysian Airlines MH370 5m video.exe”, pero, en realidad, se trata de un ‘backdoor’ detectado como BKDR_OTOPROXY.WR.

¡Buenos vuelos!

 

 

 

 

 

| 3 comentarios

Continúa el Misterio del Boeing 777 de Malaysia

A día de hoy, toda la información oficial acerca de la desaparición del avión es insustancial y carente de identidad. Lo último es lo publicado por el Wall Street Journal el día de hoy, diciendo que el avión pudo haber volado cuatro horas después de haber perdido contacto con los controladores aéreos. Anteriormente,  el Jefe de la fuerza aérea de Malasia, dijo que los radares militares han registrado una señal emitida a las 2.15 de la mañana del sábado que podría ser del avión desaparecido. La señal estaría localizada en la zona norte del estrecho de Malacca, a cientos de kilómetros del punto en el Boeing 777 de la aerolínea Malasya que fue detectado por última vez por los radares civiles. Pero esta información aún no ha sido confirmada.

Está claro que los responsables de la investigación de este suceso, que yo no denomino “accidente”, porque aún no existen pruebas de que el avión se haya accidentado, informan acerca de lo que tienen a mano, mientras que todo lo que han dicho carece de evidencia. Hasta este momento, lo único que se conoce es la ruta inicial del avión, hasta que abandona el espacio aéreo malasio, para comenzar a volar en el de Vietnam. En ese momento el avión desaparece de los radares. A partir de aquí, todo ha quedado envuelto por un velo de misterio. Una despresuriazación no es un fallo grave, y solo requiere descender hasta niveles en los que el oxígeno y la temperatura permitan continuar el vuelo hasta un aeropuerto de alternativa. La teoría de una explosión queda vacía porque no hay ni una sola pieza del avión flotando en el mar, cuando deberían haber miles. El secuestro es posible, pero es imposible  que el control satelital de las potencias, que pueden observarnos con nitidez cuando vamos caminando por la calle, y grabar lo que estamos haciendo, no hayan visto al avión secuestrado, su rumbo, su velocidad, su altura y el lugar en el que habría aterrizado. ¿O es que lo han observado y nosotros no lo sabemos? Existe un control de tránsito aéreo oficial, y otro secreto. Y el secreto es mucho más eficiente y preciso que el oficial, lo que convierte al tránsito aéreo en un “gran hermano”.

Nos dicen que en los trabajos de localización y rescate, participan 10 países, con 42 barcos y 35 aeronaves. China ha enviado cuatro barcos para colaborar en los trabajos de búsqueda, tiene otros cuatro de camino, va a añadir dos aviones, y ha desplegado 10 satélites. Vietnam y zonas montañosas, y cerca de las fronteras con Laos y Camboya, son ahora zonas de búsqueda. Si el avión fuera hallado en alguna de esas regiones, entonces podríamos pensar en un secuestro. Pero, ¿y las cajas negras? Deberían estar emitiendo señales de su localización. Son indestructibles. Pero hasta hoy, es como si hubiesen dejado de existir.

En suma, ante la falta de evidencias que puedan explicar la desaparición del aparato, las autoridades no descartan ninguna hipótesis, queriendo incluir en ello la posibilidad de un atentado. Solo falta la teoría de una intervención extraterrestre. Un posible sabotaje, un fallo mecánico catastrófico, un secuestro, e incluso si alguno de los pasajeros o miembros de la tripulación tenía problemas psicológicos, que pudieran haber conducido a un suicidio, no explican la misteriosa desaparición, total y absoluta, sin una pista, ni un rastro, sin ningún resto y ni una sola pieza del avión. Mientras no sean localizados el avión y sus cajas negras, es imposible que puedan sacar conclusiones firmes. ¿Y si nunca los hallan? ¿Cuáles serían las hipótesis? ¿Existe algún arma tan poderosa que pueda desintegrar absolutamente a un avión sin dejar rastros del mismo? Si alguna potencia dispone de ese poder, entonces el mundo entero estaría en serio peligro. Y esto sería miles de veces más grave que la desaparición del vuelo en cuestión.

Mientras tanto, y para dar alguna información, la aerolínea está analizando la informacion sobre una mujer surafricana que asegura que el copiloto del avión, Fariq Abdul Hamid, de 27 años, las invitó a ella y a una amiga a entrar y sentarse en la cabina durante un vuelo entre Phuket (Tailandia) y Kuala Lumpur en diciembre de 2011. Sí, es cierto y se han publicado algunas fotos. Pero no prueban nada. Es solo una información más, algo que decirle a los familiares, a la prensa, al mundo. La hipótesis del atentado se disipa como todas, porque aún no hemos hallado al avión, y se desvanece , pues qué tipo de explosivos ha usado el secuestrador para hacer desaparecer un avión tan grande como el Boeing 777, sin dejar pistas ni rastros.

El misterio se hace más profundo y complejo. Nunca ha ocurrido algo similar. Es imposible que el avión haya caído al mar si dejar ni un solo fragmento flotando en la aguas. Habrían miles de piezas de distinto tamaño y ya habría sido localizado.

Por su parte, el fabricante del aparato desaparecido, hace nueve meses alertó de que se había detectado un problema de corrosión y fracturas en la cobertura del fuselaje de ese modelo de avión, el 777, pero no en todos, sino en alguno durante el período de inspección, por lo que pidió a los operadores de más de un millar de esos aparatos que les sometiesen a una revisión. Pero esta falla, sin dudas, no compromete la estructura del avión, pues de otro modo la Boeing habría ordenado que todos los moedelos 777 dejaran de volar hasta que el problema hubiera sido reparado. La improbabilidad de que la falla tenga un nivel de gravedad radica en que la fábrica Boeing emitió la directiva de aeronavegabilidad que obliga a someter a repetidas inspecciones a unos 120 aviones de ese modelo, a partir del próximo 9 de abril. Si el problema hubiese comprometido la seguridad, Boeing, que es una empresa de larga trayectoria que no corre riesgos, tal como lo hizo la Airbus con los modelos el 330 accidentado al norte de Brasil en el 2009 (ver información en este mismo blog), habría ordenado la entrada en hangares de toda esos modelos afectados.

Pero aún sin cerrar la posibilidad de un fallo estructural y la caída del avión… ¿porqué no aparece?, ¿dónde ha caído? El misterio no se cierra con esta información. Lo único que hace es distraer nuestra atención.

Diagrama de la ruta programada para el vuelo:

Ruta Air Malasia

El círculo rojo indica el sitio en el que el avión hace el último contacto radial, para luego desaparecer de los radares.

Continuaremos informados.

| Etiquetado , , , , , | Deja un comentario