Los pilotos rechazan las escuchas en cabina

La asociación de pilotos de la empresa Southwest Airlines  anunció ayer que se opondrán a cualquier legislación que permita a las líneas aéreas y al gobierno federal escuchar a voluntad las grabaciones de voz de las cabinas de comando.

Para quienes no conocen el mundo de los pilotos, este rechazo a la nueva normativa podría resultar si no contradictoria, al menos caprichosa, dado que, en principio, la iniciativa de la NTSB apuntaría a fortalecer la seguridad, ejerciendo un seguimiento cercano a lo que hablan los pilotos durante los vuelos. Pero esta medida podría resultar también contradictoria.

Los pilotos de línea aérea mantienen un programa de seguridad que los motiva a  realizar informes, sean anónimos o no, en los que deben narrar los errores operativos que han cometido y que pudieran haber comprometido la eficiencia o la seguridad del vuelo. La finalidad de ese procedimiento voluntario es permitir que todos sus pares se enteren, para que el mismo error no se  cometa dos veces. Esta iniciativa comenzó ya hace más de una década, y desde su origen ha tenido muy buena repercusión en el colectivo, que lo ha transformado en parte de su disciplina profesional. Gradualmente, la posibilidad del anonimato ayudó a romper el orgullo del ego profesional (“yo no me equivoco”), a comprender que cualquiera puede equivocarse, y que es sano comunicar los errores cometidos para que otros aprendan de ellos.  Por otro lado, los tripulantes deben asistir a cursos de formación en los que se imparten técnicas para mejorar el trabajo en equipo. Durante las sesiones trabajan en temas de liderazgo de situación, comunicación, distribución de la atención, resolución de conflictos, análisis de problemas y/o fallas y toma de decisiones conjuntas, etc. Durante esos cursos se utilizan ejemplos reales, tomados de los informes de errores, se trabaja sobre ellos, y se llega a acuerdos de conjunto  para efectuar correcciones colectivas. El trabajo es muy interesante, dinámico, e  invita a que los pilotos se sientan responsables de comentar sus equivocaciones, con la certeza de que sus reportes no serán estudiados con fines disciplinarios individuales, sino para decidir acciones del colectivo que fortalezcan la seguridad, antes y durante el vuelo. He participado en esos programas desde sus comienzos y he observado el nivel de progreso que han tenido a través de los años. Y lo que en un principio resultó algo dudoso y comprometedor para la mayoría, finalizó siendo un nexo de unión en el que comprendimos que todos podemos equivocarnos, y que lo mejor que podemos hacer es ayudar a nuestros colegas informando los errores cometidos. En la actualidad los pilotos sienten libertad  y confianza para realizar comentarios con sus superiores y pares, con la certeza en los efectos positivos que ello produce. Pero existe un código implícito, y es que solo ellos y sus superiores inmediatos (gerentes de operaciones y de instrucción de vuelo, y en casos necesarios, los encargados del  mantenimiento de los aviones) conocen lo ocurrido. Luego, esos errores se trabajan en conjunto, se reportan, y pueden incluso llevar a cambios en las normas operativas.

Ahora los pilotos presienten que este programa de información voluntaria pueda ser afectado, arruinando así un proceso que ha tomado tantos años en lograrse. Los reportes de error proporcionan generalmente un tipo de información informal que se convierte en formal, e incluso pueden propiciar la modificación de algunas normas operativas a nivel internacional. Ayudan a corregir fallas operativas latentes que no habían sido detectados con anterioridad, y a difundirlas para que incluso otros operadores las corrijan.

Los pilotos sostienen que la seguridad se fortalece mejor mediante el entrenamiento y la transmisión de una adecuada disciplina profesional. Pero si bien la cultura operativa es global, dado que todos los pilotos cumplen con las mismas normas y procedimientos pautados internacionalmente, se ha detectado que algunas empresas las han alterado, imponiéndoles su propio cuño cultural. Y en algunos casos, tales modificaciones operativas han formado parte de la cadena de errores de un accidente.

De momento, los pilotos mantienen su oposición a la escucha de las conversaciones, defendiendo la  visión de que  mediante el programa de reportes de los problemas existentes, y no mediante un sistema de supervisión que fije culpas y sanciones, es posible sostener los niveles de seguridad actuales, y también continuar mejorándolos, tal como lo señalan las estadísticas. Esto es la oposición entre un trabajo que implica responsabilidad profesional y disciplina laboral –  como pauta y valor cultural -, opuesto a normas laborales en las que la desconfianza y el temor a la sanción  despierten  inseguridad , insatisfacción, y también  culpa. El miedo es también enemigo del buen desempeño profesional.

Los pilotos se oponen así a la idea propuesta por el Senador DeMint y otros, quienes inquietados en Octubre del 2009, cuando dos pilotos de Nortwest Airlines se pasaron cien millas de su destino –  porque ambos estaban usando su ordenador personal -, levantaron la idea de supervisarlos durante los vuelos. Sin lugar a dudas, la conducta de estos dos pilotos ha sido  un fallo disciplinario muy serio, pero la corrección de estos incidentes – insólitos – mediante la escucha indiscreta de las cabinas de comando no parece ser la más acertada.

La polémica está abierta, y habrá que ver cuál será la medida más acertada, en aras de fortalecer la eficiencia y la seguridad de los vuelos.

2 respuestas a Los pilotos rechazan las escuchas en cabina

  1. Pingback: Los pilotos rechazan las escuchas de las autoridades en la cabina « Vuela sin Miedo

  2. Mejor seria que automaticen el vuelo de los aviones, como estan haciendo con los autos de google, sin pilotos, sin factor humano…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s