Accidente en Magalore, India

En relación al accidente ocurrido en el día la fecha, en Mangalore, India, aparentemente, y a juzgar por las primeras noticias, el avión de Air India Express  ha salido de pista luego del aterrizaje, cayendo a un barranco. Esto nos hace recordar al accidente de un Spanair, en el año 2008, en el aeropuerto de Barajas, Madrid, cuando no logró despegar y en su carrera de frenado fue a caer en un barranco cercano a la pista. Si en lugar de desviarse hacia la derecha de su dirección lo hubiera hecho hacia la izquierda, nada habría ocurrido, y todo habría quedado como un simple avión fuera de pista, sin víctimas. Pero la vaguada, cercana a la pista, coronó toda una serie de errores previos, transformándolos en una desgracia.

En el siguiente link se pueden observar el aeropuerto de Mangalore, inaugurado el año 2008, cuya segunda pista (la de color negro) ha sido inaugurada hace solo 10 días. Su longitud es de solo 1800 metros. Se observa con claridad el gran desnivel existente en relación al terreno a ambos extremos de cabeceras.   Lo mismo ocurre con la pista más larga, que tiene fuertes caídas en el costado sur, y en los extremos de las dos cabeceras.

En lo personal, no comprendo cómo se autoriza la construcción de aeropuertos junto a  barrancos tan pronunciados. Los aviones son seguros, pero un fuera de pista es posible y, de no ser por construcciones cercanas, o esta locura de barrancos al costado y/o al final de las pistas, nunca debieran finalizar en daños a los pasajeros y tripulantes.

En este link de la CNN (Inglés) se puede observar un poco mejor el aeropuerto de Magalore, una ciudad a la que solo viajaría en vehículos terrestres.

Para quienes no hablan inglés, les explico brevemente que la periodista se pregunta lo mismo: cómo es posible construir pistas al lado de los barrancos, y si ello no hace peligroso los despegues y aterrizajes. En el video de un avión aterrizando, observen cuando cruza el umbral de cabercera de pista el pronunciado desnivel. Aterrizar en dirección a esa cabecera, en días de lluvia severa, es riesgoso.

Deseamos recordar el consejo que damos en todos nuestros cursos: en la medida de lo posible,  evitar viajar en líneas aéreas de bajo coste en países asiáticos y/o africanos. Sentimos decirlo, pero nos ajustamos a la realidad de las estadísticas: el promedio de la mayor cantidad de accidentes a nivel mundial ocurren en esa región y en líneas de corto historial.