Accidente de Air Afriqiyah

El milagro es que un muchacho holandés joven es el único sobreviviente entre los 104 pasajeros y tripulantes  a bordo del Airbus A330-202 del vuelo 771 de las líneas aéreas de Afriqiyah que se estrelló en el aeropuerto de Trípoli, cuando llegaba de Johannesburg, Sudáfrica. De momento se desconocen las causas, si bien existen algunos datos primarios acerca de lo ocurrido.

El avión era el mismo modelo del Air France que el año pasado sufriera un accidente en aguas del Atlántico, cuando cubría la ruta Río de Janeiro-París.

Todo accidente aéreo indica la existencia de una coyuntura previa de factores o errores que lo promueven. Estos factores pueden incluir error/fatiga humana, falla en los sistemas del avión, falla en los sistemas de tierra, como pueden ser las radioayudas (ILS) que permiten a los aviones aterrizar en condiciones de visibilidad nula, fallas en los sistemas de verificación, fallas del controlador aéreo, condiciones atmosféricas y sistemas de aeropuerto inadecuados, etc.

Los aviones no pueden caerse simplemente del cielo. Poseen una capacidad de planeo extraordinario, y ello ha quedado demostrado el año pasado, cuando un avión de Us Airways perdió la potencia de sus dos motores, muy pronto luego del despegue y a baja altura, no obstante lo cual pudo planear y aterrizar sin dificultad en el único espacio libre y posible que existe en N.Y.: el río Hudson.

El A330 tiene un índice de planeo que le permite volar  alrededor 15 kilómetros por cada mil metros que desciende. Esto significa que desde una altura de diez mil metros puede continuar volando en planeo una distancia de 150 Kms. mientras los pilotos deciden dónde efectuar un aterrizaje forzoso. ¿Así pues, examinando los dos accidentes con estos aviones, podríamos preguntar qué está sucediendo al Airbus A330? El primer accidente: AF447, Océano Atlántico el 1 de junio de 2009, el número de vuelo de Air France A330 AF447, de Rio de Janeiro a París, volaba a FL 350 (código que indica 35.000 pies de altura, referida a la presión atmosférica estandar 1013 mb) cuando entró en la zona de convergencia intertropical enfrentado a nubes de gran desarrollo vertical (Cúmulu Nimbus), que indican presencia de tormenta, fuertes turbulencias y condiciones propicias para la formación y acumulación de hielo sobre las alas, censores de velocidad y presión atmosférica, así como en la entrada de aire de las turbinas, las que por ese motivo podrían perder potencia o incluso detenerse por completo. Para evitar tal condición desfavorable, y en los casos en que los aviones deban penetrar en una tormenta, disponen de sistemas de calefacción que impiden la formación de hielo en las superficies mencionadas. ¿Qué ocurrió entonces? ¿Por qué motivo los pilotos no desviaron la ruta, tal como lo hicieron los otros cuatro aviones que volaban en la misma aerovía en esos momentos?

La Marina de Francia anunció haber recibido señales claras del lugar dónde se hallan las cajas negras del avión, al fondo del océano, lo que ha despertado nuevamente las expectativas volcadas a saber qué es lo que produjo el accidente del Air France 447.

La noche del 1 de Junio de 2009, a las 02.10 UTC, 24 mensajes de ACARS del AF447 fueron enviados automáticamente en un lapso de 4 minutos, indicando que habían fallado múltiples sistemas debido a inconsistencias en la medida de la velocidad de aire, la desconexión del piloto automático, y paso a modo alternado de comandos, que prevé a los pilotos volar el avión de forma manual cuando fallan los sistemas automáticos.

El accidente en el aeropuerto de Trípoli el 12 de mayo presenta características distintas en cuando al escenario del vuelo, casi en el momento del aterrizaje, en condiciones de vuelo diurno y con una visibilidad de 6 kilómetros, más que suficiente para controlar una aproximación segura a la pista.

El Airbus A330-202 del vuelo 771 de Air Afriqiyah llegaba de Johannesburg, Sudáfrica al aeropuerto de Trípoli. Mientras las investigaciones ya están en curso, se conocen algunos pormenores según lo observado por algunos testigos, y por el lugar en el que el avión hizo impacto, antes de llegar a la pista. Un niño holandés ha sobrevivido y está en condiciones estables en un hospital de Trípoli con fracturas múltiples a sus piernas.

El sol de la madrugada pudo haber sido un factor, brillando directamente en los ojos de los pilotos, forzándolos para realizar un aterrizaje automático. Dos factores pudieron haber contribuido aquí. Primero, Trípoli no tiene un ILS (sistema de aterrizaje automático) así que los pilotos habrían confiado en las señales del radiofaro VOR, un sistema de guía de aproximación a pista muy antiguo, sin precisión, y ya casi en desuso en todo el mundo. Han habido informes de los pilotos que el VOR de Trípoli es propenso a ofrecer lecturas falsas, y es también una posibilidad que los trabajos en el aeropuerto pudieron haber interferido en las señales. Pero los aviones de línea aérea poseen un sistema de GPS que proporciona  información transparente y precisa a los pilotos acerca de la posición, ruta, y altura durante la aproximación a pista. Estos son equipos altamente sofisticados, y funcionan con giróscopos de rayo láser, que son independientes de la señal de satélites o emisoras de tierra.

En síntesis, las condiciones meteorológicas eran buenas para el aterrizaje en condiciones visuales, los sistemas de aproximación por instrumentos obsoletos, muy común en países africanos, y un avión que posee medios para ayudar a guiar a los pilotos cuando se aterriza en aeropuertos con infraestructura pobre y deficiente. Otro misterio se abre.

África es la región dónde ocurren la mayor parte de los accidentes aéreos que forman parte de la estadística mundial. Sugerimos volar con empresas de reconocida trayectoria.

Mientras tanto, debemos esperar a que los investigadores saquen a la luz las causas de esta desgracia.

2 respuestas a Accidente de Air Afriqiyah

  1. Pingback: Accidente de Air Afriqiyah « Vuela sin Miedo

  2. Jose dijo:

    Buenos dias,

    Como bien dices se abre otro misterio con otro a-330 caido.
    Quería comentar una duda sobre el accidente del AF447. Si el avión tenía una altitud de alrededor de 11000 metros con presión 1013mb y una temperatura externa superior a la normal, y entró en una tormenta de muy bajas presiones y temperatura extremadamente baja, ¿ese avión puede caer en picado en busca de esa senda del nivel de vuelo FL350 con el piloto automático?
    ¿Podria ese cambio brusco de posición provocar un fallo estructural?

    Muchas gracias por tu ayuda.
    Saludos!
    Jose

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s