El motivo del fallo en la turbina del A380 de Qantas

La empresa Qantas ha disipado las dudas acerca de las causas técnicas que causaron la explosión de una de las turbinas del A380 el 04 de Noviembre pasado. El avión había despegado de Singapur con destino a Sydney, pero ha tenido que regresar al punto de partida debido a la avería. Por ese motivo, Qantas tomó la decisión de quitar sus Airbus A380 de la línea hasta tanto tener la certeza de las razones por las que se produjo un fallo tan grave.

Los Airbus A380 están propulsados por motores Rolls Rpyce Trent 900, de los que existen tres versiones: A, B y C.  El motor afectado en el avión de Qantas ha sido el Trent 900A, y la empresa los ha desmontado de sus aviones, dado que los expertos de seguridad australianos han identificado un grave defecto de fabricación en esa versión de motores. Los investigadores de la Oficina de Seguridad en el Transporte de Australia han informado a las otras empresas que usan la misma versión de motores (Singapur Airlines y Lufthansa) que efectúen nuevos controles en los mismos debido a que se ha identificado un potencial defecto de fábrica, el que se estima puede producir pérdidas de aceite y fuego en la turbina fallada.

La falla detectada por los técnicos australianos se relaciona con un potencial desvío de la alineación interna, en uno de los lugares de ensanche del tubo de aceite, la que puede producir abrupta fatiga y rotura del material, con la  consecuente pérdida de aceite y la potencial falla de la turbina producida por el fuego del aceite. Esta falla ha sido localizada en la zona de compresores de alta y mediana presión (HO/IP). Mientras el análisis de la falla continúa, se ha identificado que la pérdida del aceite que lubrica al rodamiento de la zona de HP/IP.  ocurrió en el área de amortización, dónde el aceite entró en combustión. Esto es lo que originó la falla de la turbina y la rotura de uno de los discos de las hélices, el que salió despedido atravesando el ala izquierda, a la altura del borde de ataque de la misma.

Se ha descubierto una falla de alineación axial en el área de ensanche del tubo de aceite, en la zona del diámetro interno. Esta falla de alineación derivó en que una de las paredes internas del tubo sea más delgada que el resto, lo que la convierte en área de fatiga no prevista, y la que produjo la rotura de la pared delgada. Ver figura.

El fabricante de motores Rolls-Royce, que ya admitió su responsabilidad en el fallo del motor, reconoce que lo descubierto por los investigadores australianos es “coherente con lo que hemos dicho anteriormente”. En un comunicado, la empresa británica añade que ha “establecido un régimen de inspecciones, mantenimiento y retirada que ha asegurado un funcionamiento seguro. El programa ha sido acordado en colaboración con Airbus, nuestras aerolíneas clientes y los reguladores”.

No obstante, y como reacción al informe de los expertos de la ATSB, Qantas ha indicado que se reserva el derecho de acciones en los tribunales contra Rolls-Royce en caso de que no haya acuerdo sobre las compensaciones que la empresa fabricante de motores tendrá que pagar a Qantas por el quebranto económico derivado del defecto de fabricación de los propulsores. De momento, la empresa está en negociaciones con Rolls-Royce sobre esas compensaciones – que rondan los 58 millones de dólares americanos -, pero si no hay acuerdo, Qantas “prevé acciones judiciales”. Por ese motivo, ha ingresado el archivo en la Corte Federal de Australia, reservándose el derecho de comenzar una demanda judicial contra Rolls Royce por los perjuicios económicos que han ocasionado la parada de sus aviones para revisión técnica.
En relación a esta versión de turbina que sufrió el fallo, la Trent 900A, es de remarcar que no todos los A-380 que están en funcionamiento montan motores Rolls Royce Trent 900. Sólo lo usan 20 Airbus de Qantas, Lufthansa y Singapore Airlines, las que ahora están empleando ahora versión “B” de estos motores.

Qantas no sabe si el fallo de la turbina en su avión el 04 de Noviembre es un defecto aislado o es un problema del sistema, que puede involucrar a todos los motores de la versión “A”. Pero aseguran que pronto hallarán la respuesta. Sus técnicos están efectuando inspecciones a todos los motores ayudados por nuevo borescopio 3D, un instrumento de fibra óptica con el cual pueden inspeccionar todo tipo de tubos o cañerías de pequeño diámetro, recibiendo imágenes tridimensionales de altísima nitidez. Solo hay tres de estos instrumentos en todo el mundo, y Qantas posee uno de ellos.

Actualmente solo dos de los seis A380 de Qantas están nuevamente en servicio. El resto de la flota permanecerá en tierra hasta el año que viene, mientras la empresa examina otros 12 motores que podrían tener fallos. Una de las áreas afectadas es Los Ángeles — uno de los destinos más lucrativos –dado que ese vuelo es de los más largos que realiza Qantas con sus A380, requiriendo por lo tanto máxima potencia de motores para sus despegues.

Qantas señaló en un comunicado que sigue comprometida con Rolls-Royce en el programa de inspección Trent 900, en colaboración con Airbus, y de acuerdo con la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA), que emitió una directiva el pasado 10 de noviembre, por la que insta a todas las aerolíneas que operen con A380 equipados con motores Trent 900 que se sometan a determinados controles cada 20 ciclos de vuelo.

2 respuestas a El motivo del fallo en la turbina del A380 de Qantas

  1. RUBEN ASCON dijo:

    la pregunta es ” fallas en la turbina” de un motor de turbinas?? y no en la turbina de un avion

    Me gusta

  2. Luis Enrique dijo:

    Fabricantes de materiales destinados para uso aeronáutico de cualquier tipo como “cableado, tuberías,sellantes aislantes etc”, deberían pasar revisiones más exhaustivas, en el caso de los tubos, una inspección por borescopio 3D antes de llegar a ser montados para su fin, de ese modo se podrían evitar desagradables casos como el que ocurrió en Noviembre del 2010 en el aeropuerto de Singapur que gracias a la gran actuación de la tripulación de a bordo tanto de cabina como de pasaje evitaron una catástrofe, el pasaje también tuvo con comportamiento ejemplar, eran conscientes de lo ocurrido tras escuchar y ver la explosión de uno de los motores y supieron mantener la calma y no caer en descontrol emocional y nerviosismo explícito, el vuelo logró tomar tierra perdiendo combustible, llevaban los depósitos a tope puesto que hacía seis minutos que habían despegado, los bomberos esperaban con una alfombra de espuma para evitar inflamación de combustible, nada más hizo stop el aparato, lanzaron espuma al motor incendiado, un simple tubo defectuoso creo muy graves problemas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s