Cursos Superar el Miedo a Volar en Barcelona, España

Experimentando un mal vuelo

Una fuerte turbulencia durante un vuelo, o alguna otra experiencia, como un aterrizaje de emergencia o un cambio en los aviones debido a problemas mecánicos, puede ocasionarle temor a muchos pasajeros. Y normalmente deberíamos considerarla como una experiencia lógica y ocasional.

Pero si usted tiene miedo a volar incluso cuando todo funciona normalmente, es muy probable que usted haya experimentado con anterioridad algún episodio de claustrofobia y/o una crisis de ansiedad en situaciones distintas del vuelo. En estos casos, el miedo no es a volar, sino a experimentar nuevamente esos episodios dentro del avión. Pero también es posible que usted haya volado siempre con tranquilidad y que, repentinamente durante un vuelo, haya cogido el miedo a volar sin motivos que lo justifique.

Sumado a su desconocimiento acerca de los aviones y de cómo y porqué ha desarrollado su fobia o ataques de pánico, es lógico que usted tema permanecer dentro de uno de ellos y que esto le vuelva a ocurrir sin poder huir.

Otras personas simplemente temen que el avión se caiga o sufra un accidente. Sin embargo, la realidad es que miles de vuelos surcan los cielos cotidianamente sin tener percances, mientras que a diario mueren unas 3.200 personas en accidentes en tierra en todo el mundo.

Pero los medios de comunicación no hablan de esa cifra. Prefieren magnificar en extremo cualquier accidente o incidente de aviación. Es más impactante. Y tal cobertura mediática estimula y fortalece el miedo a estar encerrados dentro de una de esas máquinas voladoras de las que poco o casi nada sabemos.

El trastorno de pánico es un problema difícil, pero no hace que las personas se vuelvan locas en los aviones

El informe ocasional de los medios de comunicación de que un pasajero en estado de “ataque de pánico” se volvió rebelde y tuvo que ser sometido, por lógica, estimula el miedo a volar. Pero estos casos generalmente son el resultado de informes descuidados, ya que no se trata de personas con trastorno de pánico. Por lo general, son pasajeros que están borrachos, además de tener otros problemas como las drogas.

Sin embargo, si usted realmente ha experimentado un ataque de pánico en un vuelo, el miedo a quedar atrapado/a en un avión en caso de que usted sufra otro ataque allí, es ciertamente justificado.

En otros casos es un evento de vida desafiante el que ocasiona miedo a volar, generalmente entre los veinte o treinta años de edad. Es posible que se haya experimentado un período de estrés, ya sea marcado por un cambio de trabajo, reubicación, casarsamiento, o tener hijos, etc. A menudo, las personas se sorprenden al descubrir que entran en pánico en un avión durante esos momentos de sus vidas, y como resultado se vuelven fóbicos para volar.

También existen eventos traumáticos no relacionados con el vuelo que pueden causar miedo a volar, especialmente si han ocurrido poco antes de un vuelo. Esto podría ser un accidente automovilístico o físico, o incluso un despido repentino e inesperado. Una persona puede parecer que responde satisfactoriamente al trauma, pero luego tiene mucho miedo durante el vuelo.

Hay muchas causas para tener miedo a volar. Y las personas no se disponen a descubrir o afrontar las más peligrosas, sino que simplemente las evitan. Pero lo que motiva el miedo a volar no son los aviones. ¡Esa no es la verdadera razón!

El miedo es impulsado por el truco de la ansiedad

El motivo más frecuente es sencillamente que usted está atravesando un período de ansiedad que se ha desplazado a los aviones por alguna de las razones más generalizadas. Una fuerte turbulencia durante un vuelo o alguna otra experiencia, como un aterrizaje de emergencia o un cambio en los aviones debido a problemas mecánicos, puede ocasionarle temor a muchos pasajeros. Y normalmente deberíamos considerarla como una experiencia ocasional. Pero si usted tiene miedo a volar, incluso cuando todo funciona normalmente, es muy probable que usted haya experimentado con anterioridad algún episodio de claustrofobia y/o ataque de pánico en situaciones distintas del vuelo. En estos casos, el miedo no es a volar, sino a experimentar nuevamente esos episodios dentro del avión.

Sumado a su desconocimiento acerca de los aviones y de cómo y porqué ha desarrollado su fobia o ataques de pánico, es lógico que usted tema permanecer dentro de un avión y que esto le vuelva a ocurrir sin poder huir del mismo.

Otras personas simplemente temen que el avión se caiga o sufra un accidente. Sin embargo, la realidad es que miles de vuelos surcan los cielos cotidianamente sin tener percances, mientras que a diario mueren unas 3.700 personas en accidentes en tierra en todo el mundo. Pero los medios de comunicación magnifican en extremo cualquier accidente o incidente de aviación. Lógicamente, esa cobertura mediática estimula y fortalece el miedo a estar encerrados dentro de una de esas máquinas voladoras de las que poco o casi nada sabemos.

El trastorno de pánico es un problema difícil, pero no hace que las personas se vuelvan locas en los aviones.

El informe ocasional de los medios de comunicación de que un pasajero en estado de “ataque de pánico” se volvió rebelde y tuvo que ser sometido, por lógica, estimula el miedo a volar. Pero estos casos generalmente son el resultado de informes descuidados, ya que no se trata de personas con trastorno de pánico. Por lo general, son pasajeros que están borrachos, además de tener otros problemas como las drogas.

Sin embargo, si realmente ha experimentado un ataque de pánico en un vuelo, el miedo a quedar atrapado/a en un avión en caso de que usted sufra otro ataque allí es ciertamente justificado.

En otros casos, es un evento de vida desafiante el que causa miedo a volar, generalmente en los veinte o treinta años de edad. Es posible que se haya experimentado un período de estrés, ya sea marcado por un cambio de trabajo, reubicación, casamiento, o tener hijos, etc. A menudo, las personas se sorprenden al descubrir que entran en pánico en un avión durante esos momentos de sus vidas, y como resultado se vuelven fóbicos para volar.

También existen eventos traumáticos no relacionados con el vuelo que pueden causar miedo a volar, especialmente si han ocurrido poco antes de un vuelo. Esto podría ser un accidente automovilístico o físico, o incluso un despido repentino e inesperado. Una persona puede parecer que responde satisfactoriamente al trauma, pero luego tiene mucho miedo durante el vuelo.

Hay muchas causas para tener miedo a volar. Y las personas no se disponen a descubrir las más peligrosas, sino que simplemente las evitan. Pero lo que motiva el miedo a volar no son los aviones. ¡Esa no es la verdadera razón!

El miedo es impulsado por el truco de la ansiedad

El motivo más frecuente es sencillamente que usted está atravesando un período de ansiedad que se ha desplazado a los aviones por alguna de las razones más generalizadas. Y usted incluso llega a pensar que su miedo es una señal precisa de peligro, a la que considera como una “llamada cercana”. En consecuencia usted asume que, “si tengo miedo, entonces estoy en peligro”. Llega a creer que su miedo significa que volar es demasiado peligroso, aunque casi seguro que participa en algunas actividades que son mucho más riesgosas que volar. Pero ha desarrollado una fobia y dejó de volar por completo, o tal vez continúe volando con miedo. De cualquier manera, se resiste y lucha contra su ansiedad antes y durante el vuelo. Usted intenta realmente “no tener miedo”, pero sus pensamientos en torbellino le traicionan, y lo que sucede es que lo fortifican.

Debe saber que cuanto mas lucha contra su miedo usted está literalmente “apagando fuegos con gasolina”. Así es como funciona el truco del pánico. El crecimiento del miedo es alimentado por sus esfuerzos para oponerse a él. Usted está usando la estrategia equivocada.

Esto es el caso del miedo a volar. Pero sus raíces son lo suficientemente profundas como para visualizarlas o quizá estimarlas. Cuando hablamos de crisis de ansiedad hablamos de miedo, de una respuesta orgánica casi incontrolable. Y usted sabe muy bien que no es su mente la que siente miedo, sino su cuerpo. Es debido a esto que a bordo del avión el miedo sobreviene como una profecía y que es casi siempre incontrolable. 

Normalmente decimos que lo opuesto del amor es el odio. Pero eso es un error. Lo opuesto del amor no es el odio, sino el miedo. El odio es una de las tantas maneras con las que el miedo se puede expresar. Pequeño o gigante, el miedo es una barrera que limita y obstaculiza nuestro propio crecimiento y plenitud.

Cómo superar el miedo

El miedo lo superamos cuando dejamos de temerle al miedo mismo. Una vez que usted lo reconoce en su organismo, y se da cuenta que es el cuerpo quien tiene miedo, y no usted, ha dado el primer y más importante paso. El siguiente es aceptarlo. Si lo acepta, usted pierde el miedo a tener miedo. Ha dado el segundo gran paso. Lo demás es mucho más sencillo.

La ansiedad es un estado de agitación, de inquietud o zozobra del ánimo. Si se intensifica se transforma en angustia, sea en una crisis o como un estado angustioso permanente. Y ya lo dijimos, si prevalece el miedo, que es un mecanismo de defensa, para huir o pelear, el amor se disipa. Porque la aflicción, la congoja y la ansiedad oprimen a todo nuestro organismo y consecutivamente a nuestro estado de ánimo.

 En nuestros cursos no trabajamos con las causas, con lo que individualmente ocasiona ansiedad. Hay muchas causas probables y también innumerables personas que conviven con ellas. Lo que nosotros logramos es que usted aprenda a administrar la ansiedad, debilitándola a niveles naturales y asimilables incluso en la peor situación. La tranquilidad sobreviene cuando hemos superado el miedo a tener miedo. Y usted puede lograrlo sin sufrir, tal como cientos de personas que han asistido a nuestros cursos. 

Posibles causas por las que el curso puede no ser adecuado para sus necesidades

Entre las mas comunes destacan las personas que padecen de miedo intenso pero necesitan volar debido a requerimientos laborales. En estos casos no podemos asegurar los resultados del curso si usted no siente motivación personal para superar el problema. Otro causa es el de la presión familiar o de la pareja. Hay personas que asisten a los cursos con esa exigencia o con el sentimiento de culpa debido a la privación que implica para la pareja cuando esta desearía viajar para visitar familiares o lugares bastante lejanos. En otros casos existe la frustración de no poder viajar con amistades o familiares cercanos a distintos sitios.  

Si es su caso y realmente desea salir de esta situación, puede ponerse en contacto con nosotros para hablar sobre el tema. Es posible despertar el deseo de superar el miedo.  Escribanos a consultas@vuelasinmiedo.com

Carlos Zerdán – Licencia piloto TLA 1605. Psicólogo UBA

Cursos intensivos para que puedas volar con tranquilidad

Próximo evento superar el miedo a volar en Barcelona los días 11 y 12 de Enero de 2020

Link para ver plan de actividades y precios

Acerca de Vuela sin Miedo

Vuela sin Miedo es una organización dedicada a ayudar a las personas que tienen miedo a volar. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el miedo se supera cuando lo afrontamos y dejamos de temerle. Y ese es nuestro máximo empeño. Si realmente deseas volar y disfrutar, puedes.
Esta entrada fue publicada en Vuela sin Miedo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cursos Superar el Miedo a Volar en Barcelona, España

  1. Victor dijo:

    Me gustaria conocer la experiencia de cursantes con un perfil del problema parecido al mio:
    me dan panico los movimientos del avion , turbulencias y las famosas ” caidas”.
    En los ultimos 10 años solo he conseguido volar 1 vez.
    Puede el curso en 2 dias llegar ha conseguir q viaje en avion tan tranquilo??. como la rutina de coger el coche cada dia (por poner un ejemplo)
    muchisimas gracias!
    Victor

    Me gusta

  2. Jose dijo:

    Hola Victor,

    Yo hice el curso ahora hace más de un año, y te puedo decir que me ayudó mucho.

    Quizá tu caso es un poco más grave que el mio, ya que yo podía aguantar esos efectos que nos provoca el miedo a volar, y solía coger aviones aunque me tocara sufrir y no dejar de pensar en ese vuelo, los nervios, malestar, sudores, taquicardia etc…

    Pero este curso te enseñará, además de muchos datos técnicos, a controlar tu miedo y a darte cuenta que el problema no son los aviones, sino nosotros mismos y nuestra manera de verlos.

    Solo te puedo decir que ahora me muero de ganas por volar!

    Saludos y espero haberte ayudado.

    Me gusta

  3. Pablo dijo:

    Hice el curso hace dos años.
    Tenía mucho miedo a volar .Lo había hecho antes pero pasándolo muy mal y esto me llevaba a situaciones cada vez más angustiosas cuando tenía que ir en avión.
    Me inscribí en este curso por que deseaba vencer esta limitación , que me afectaba mucho .
    Después del curso empecé a disfrutar del vuelo en avión . De esto hace ya unos 50 viajes . Hoy me parece apasionante y animo a lo que se encuentren con esta fobia a que se den la oportunidad de aprender a enfrentarla y superarla. Sinceramente les va a merecer la pena.

    Me gusta

  4. Victor dijo:

    Gracias! Despues de leer vuestros post me he decidido a hacerlo. Me faltaba ese empujoncito…espero q mi siguiente post sea como el vuestro: ayudar a la gente a volar!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s