Boeing desea levantar vuelo

Después de un año “desastroso” para Boeing, finalmente el  lunes 23 de Diciembre se anunció el despido de su consejero delegado, Dennis Muilenburg, que ingresó a la empresa Boeing como becario en 1985, y en el año 2015 llegó a lo más alto de la compañía, luego de más de tres décadas al frente de sus actuales responsabilidades como presidente y consejero delegado de la empresa. 

Muilenburg será sustituido de forma interina por su actual director financiero, Greg Smith, hasta que asuma las riendas David Calhoun a partir de enero.

Se convierte así en la principal víctima de la grave crisis de confianza que vive el mayor fabricante de aviones del mundo, como consecuencia de los dos accidentes de su modelo 737 MAX que llevaron a la compañía a suspender temporalmente la producción de su programa estrella.

La empresa ha considerado la necesidad de hacer un cambio en su liderazgo para recuperar la confianza mientras continuan trabajando en reparar las relaciones con los reguladores, los clientes y el resto de las partes interesadas, afirmó Smith, quien dijo que pretende renovar el compromiso de su junta directiva de tener una “transparencia total”.  y una comunicación más efectiva con la FAA (Administración Federal de Aviación)

Los cambios anunciados fueron bien recibidos por los inversores en Wall Street, ya que las acciones de Boeing subieron un 3% en la Bolsa de Nueva York.

“Creo firmemente en el futuro de Boeing y el 737 MAX y me siento honrado de poder liderar esta gran compañía y a sus 150.000 empleados que continúan trabajando duro para crear el futuro de la aviación,¨ aseguró Calhoun en un intento de enviar un mensaje de tranquilidad 

El nuevo consejero delegado deberá continuar y reforzar los  esfuerzos titánicos que está haciendo la Boeing para obtener nuevamente el permiso de los reguladores para que el 737 MAX, el avión de pasajeros más vendido del mundo pueda volver a volar.

La fábrica Boeing ha suspendido de forma temporal la producción de los modelos 737 MAX, anunciada el pasado 16 de diciembre, luego de varios meses de tiras y aflojas con los organismos reguladores.

Como ex piloto de aviones Boeing, incluyendo el modelo Boeing-747, no dudo en que la empresa hará las correcciones y modificaciones necesarias para el control de los mecanismos de anticipación automática de los elevadores. En realidad es un procedimiento muy sencillo, solo que los pilotos no fueron informados acerca del mismo. Este ha sido el error más grave e importante que propició el accidente. El error más grave ha sido no informarle a los pilotos de la existencia de ese mecanismo de protección automática y de cómo detenerlo manualmente en caso de que se disparara automáticamente. Y para que los lectores lo comprendan mejor, la cancelación del mecanismo automático, que ha producido los dos accidentes, es muy sencilla, solo que no figuraba en los manuales de procedimiento y, por lo tanto, era ignorada por los pilotos. Y usted, al igual que todos los pilotos del mundo seguramente se preguntará cómo esto ha sido posible. 

En los entrenamientos en simuladores de vuelo (cada seis meses) los pilotos son entrenados para solventar todas las fallas que pueden ocurrir durante un vuelo. Para el tema del que hablamos, pues todos los modelos del Boeing 737 disponen de un dispositivo de emergencia para detener el motor que acciona el movimiento de los elevadores del avión, incluso cuando este ha comenzado a operar automáticamente desde los ordenadores que envían la señal  induciendo al avión a bajar el morro, automáticamente. Este mecanismo de protección ha estado y está en todos los modelos Boeing 737, y no solo en los MAX. Usted se pregunta ¿y porqué los pilotos no lo usaron? La respuesta es porque no habían sido advertidos de que en el modelo MAX el sistema podía actuar inclinando el morro hacia abajo para que el avión comenzara a descender cuando la velocidad estaba por debajo de la de seguridad.  sin que los pilotos lo advirtieran. 

El escándalo del programa MAX 737 a sumido en una grave crisis de confianza a la empresa. Sin embargo, la Boeing no ahorrará en esfuerzos para lograr que esta situación sea superada.

Abajo un vídeo en el que un piloto de Boeing 737 MAX explica cómo se puede detener el motor que moviliza los elevadores y así evitar una catástrofe.

Acerca de Vuela sin Miedo

Vuela sin Miedo es una organización dedicada a ayudar a las personas que tienen miedo a volar. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el miedo se supera cuando lo afrontamos y dejamos de temerle. Y ese es nuestro máximo empeño. Si realmente deseas volar y disfrutar, puedes.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s