¿Quiere saber porqué tiene miedo a volar y cómo recuperar la tranquilidad y el control?

Experimentando un “mal vuelo”

Una fuerte turbulencia durante un vuelo o alguna otra experiencia, como un aterrizaje de emergencia o un cambio en los aviones debido a problemas mecánicos, puede ocasionar temor. Por lo general, deberíamos considerarlo como una experiencia pasajera.

Pero si usted tiene miedo a volar incluso cuando todo funciona normalmente, es muy probable que usted haya experimentado con anterioridad algún episodio de claustrofobia y/o ataque de pánico en situaciones distintas del vuelo. En estos casos, el miedo no es a volar, sino a experimentar nuevamente esos episodios dentro del avión.

Sumado a su desconocimiento acerca de los aviones y de cómo y porqué ha desarrollado su fobia o ataques de pánico, es lógico que usted tema permanecer dentro de un avión y que esto le vuelva a ocurrir sin poder salir del mismo .

Otras personas simplemente temen que el avión se caiga o sufra un accidente. Sin embargo, la realidad es que miles de vuelos surcan los cielos cotidianamente sin tener percances, mientras que diariamente mueren unas 3.200 personas en accidentes en tierra en todo el mundo.

Pero las grandes coberturas de los medios de comunicación, relacionadas con algún accidente o incidente de avión, nos invitan a tener miedo a volar. Y lógicamente esa cobertura mediática estimula y fortalece el miedo a estar encerrados dentro de una de esas máquinas voladoras de las que casi nada sabemos.

El trastorno de pánico es un problema difícil, pero no hace que las personas se vuelvan locas en los aviones.

El informe ocasional de los medios de comunicación de que un pasajero en estado de “ataque de pánico” se volvió rebelde y tuvo que ser sometido, por lógica, estimula el miedo a volar. Pero estos casos generalmente son el resultado de informes descuidados, ya que no se trata de personas con trastorno de pánico. Por lo general, son pasajeros que están borrachos, además de otros problemas como las drogas.

Sin embargo, si realmente has experimentado un ataque de pánico en un vuelo, temer que puedas “quedar atrapado/a” en un avión en caso de que sufras otro ataque allí, es ciertamente justificado.

En otros casos, es un evento de vida desafiante el que causa miedo a volar, generalmente en los veinte o treinta años de edad. Es posible que hayas experimentado un período de estrés en tu vida, sea marcado por un cambio de trabajo, reubicación, casarse, tener hijos, etc. A menudo, las personas se sorprenden al descubrir que entran en pánico en un avión durante esos momentos de sus vidas, y como resultado se vuelven fóbicos para volar.

Otros eventos traumáticos no relacionados con el vuelo también pueden causar miedo a volar, especialmente si han ocurrido poco antes de un vuelo. Esto podría ser un accidente automovilístico o físico, o incluso un despido repentino e inesperado. Una persona puede parecer que responde satisfactoriamente al trauma, pero luego tiene mucho miedo durante el vuelo.

Hay muchas causas para tener miedo a volar. Y las personas no se disponen a descubrir las más peligrosas, sino que simplemente las evitan. Pero lo que realmente motiva el miedo a volar no son los aviones. ¡Esa no es la verdadera causa!

El miedo es impulsado por el truco de la ansiedad.

El motivo es sencillamente que tú estás atravesando un período de ansiedad que se ha desplazado hacia los aviones.

Tú le temes a los aviones por alguna de las razones más generalizadas. Y llegas a creer que tu miedo es una señal precisa de peligro, que consideras como una “llamada cercana”,

Entonces asumes que “si tengo miedo, entonces estoy en peligro”. Llegas a creer que tu miedo significa que volar es demasiado peligroso, aunque casi seguro que participas en actividades que son mucho más riesgosas que volar.

Tal vez has desarrollado una fobia y dejes de volar por completo, o tal vez continúes volando con miedo. De cualquier manera, te resistes y luchas contra tu ansiedad antes y durante el vuelo. Intentas realmente “no tener miedo”, pero tus pensamientos te traicionan y lo que sucede es que lo fortifican.

Debes saber que cuanto mas luchas contra tu miedo, estás literalmente “apagando fuegos con gasolina”. Así es como funciona el truco del pánico. El crecimiento de tu miedo es alimentado por tus esfuerzos para oponerte a él. Estás usando la estrategia equivocada.

El miedo lo superamos cuando aprendemos a conocer sus verdaderos motivos, los que están ocultos, y cuando dejamos de temerle al miedo mismo. Una vez que lo reconoces en sus fuentes, y lo aceptas, pierdes el miedo a tener miedo. Has dado el gran paso. Lo demás es todo mucho más sencillo.

La frase que dice que lo opuesto del amor es el odio, no es acertada. Lo opuesto del amor es el miedo. Pequeño o gigante, el miedo es una barrera que nos limita e impide nuestro propio crecimiento y plenitud. Es hora de aprender a superarlo.

 

info@vuelasinmiedo.com

Tel. 951508704

 

 

Acerca de Vuela sin Miedo

Vuela sin Miedo es una organización dedicada a ayudar a las personas que tienen miedo a volar. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el miedo se supera cuando lo afrontamos y dejamos de temerle. Y ese es nuestro máximo empeño. Si realmente deseas volar y disfrutar, puedes.
Esta entrada fue publicada en Cursos Superar el Miedo a Volar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s