Cómo Superar el Miedo

Para leer en Catalán 

El miedo es una experiencia universal, incluso el insecto más diminuto lo siente. Cuando estamos en el agua y acercamos el dedo al cuerpo suave y abierto de una anémona ella se cierra de forma automática. No es nada terrible el sentir miedo cuando nos enfrentamos a algo desconocido, todos los seres vivos hacen lo mismo de forma espontánea, ello forma parte de estar vivos, es una emoción que todos compartimos.

Generalmente los consejos que nos dan sobre como vencer el miedo es de endulzarlo, suavizarlo, tomar una pastilla o distraernos con otra cosa para que desaparezca, nunca nadie nos dice que paremos de huir de él, raramente nos dicen de acercarnos al miedo, o simplemente estar y familiarizarnos con él.

“Había una vez un guerrero al que su maestro le pidió que luchase contra el miedo, él no quería hacerlo, parecía demasiado agresivo; le daba demasiado miedo; parecía poco amistoso, pero su profesor le dijo que lo tenía que hacer y le dio las instrucciones para la batalla. Cuando el día llegó, el estudiante guerrero se puso a un lado y “el miedo” se puso al otro. El guerrero se sentía muy pequeño y muy nervioso en cambio el miedo parecía grandioso, poderoso y colérico. Los dos tenían sus armas. Finalmente el guerrero fue hacia el miedo se arrodilló y le hizo 3 reverencias, entonces le pidió con voz temerosa “¿me das permiso para luchar contigo?” El miedo le dijo: “gracias por enseñarme tanto respeto pidiéndome permiso”, el guerrero le dijo: “Por favor, dime como puedo conquistarte”.  El miedo le respondió: “mis armas son que hablo deprisa y muy cerca de tu cara, entonces te pongo completamente nervioso y  tú crees y haces todo lo que yo te digo, pero si tú no haces nada de lo que te digo entonces yo no tengo ningún poder sobre ti; puedes escucharme y tenerme respeto e incluso puede que te convenza, pero si tú no haces lo que yo te digo, no tengo poder sobre ti”. De esta manera el guerrero aprendió a vencer el miedo.

Y así es como funciona, hay cierto respeto al miedo y al tener cierta comprensión de cómo nuestras emociones nos manipulan, esta comprensión nos ayuda a descubrir cómo incrementamos nuestro dolor, cómo incrementamos nuestra confusión, y  cómo nos hacemos daño a nosotros mismos. Pero debido a que tenemos bondad, sabiduría e inteligencia innatas, podemos parar de hacernos daño a nosotros mismos y a los demás. Debido a nuestro grado de alerta vemos cómo los pensamientos surgen y debido a nuestra comprensión no creemos todos los pensamientos que surgen y no nos dejamos llevar por ellos, por lo tanto no se produce la cadena de pensamientos que hacen que las cosas diminutas aumenten a grandiosas.

El yoga, las técnicas de relajación y meditación pueden ayudarnos a ver todas estas emociones como observadores y sin reaccionar a ellas de forma impulsiva. El resultado es que empezamos a conectar con la agitación fundamental al igual que la espaciosidad fundamental, creando tranquilidad en nuestra mente y en nuestro cuerpo.

            ”Como la estela que dejan las aves en el cielo, todos los pensamientos se disuelven en el espacio”

Hay también terapias alternativas naturales como las “Flores de Bach” que han demostrado dar buenos resultados para desbloquear patrones psicológicos que nos producen diferentes estados mentales.

Nuria Romeu

    nuriarinchen@yahoo.com

Acerca de Vuela sin Miedo

Vuela sin Miedo es una organización dedicada a ayudar a las personas que tienen miedo a volar. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el miedo se supera cuando lo afrontamos y dejamos de temerle. Y ese es nuestro máximo empeño. Si realmente deseas volar y disfrutar, puedes.
Esta entrada fue publicada en Cursos Superar el Miedo a Volar, Psicología, Vuela sin Miedo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cómo Superar el Miedo

  1. vsaadporto dijo:

    Muy bueno, y eso es lo qué me pasa. Pero como superar el miedo a la velocidad y sentirme sin control?

    Me gusta

  2. Los aviones generan sustentación en sus alas gracias a la velocidad. Cuánto mayor es la velocidad, mayor es la sustentación. El único momento en el que tú puedes percibir la velocidad es durante los despegues, durante la aceleración del avión. Al momento de elevar el morro para despegar, la velocidad promedio es 240 kms por hora. Luego, ya en vuelo, el avión pareciera estar detenido en el aire.

    Pero, volviendo al tema del miedo, el secreto está en perder el miedo a tener miedo. El problema no es lo que ocurre, sino el umbral emocional con el que interpretamos los acontecimientos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s