Primer avión impulsado por energía eléctrica

Bertrand Piccard, nació en marzo de 1958, en Suiza. Doctorado en medicina, está especializado en psiquiatría y psicoterapia. Además, es un aficcionado a la aeronáutica. Fue ganador de la primera carrera de globo trasatlántico en 1992. Embajador de la UNFPA, luego comenzó su gran proyecto: el «Solar Impulse», un avión con motores impulsados por energía eléctrica, suministrada por paneles solares. Fueron necesarios seis años para construir el avión de fibras de carbono y kevlar, cinco veces más resistentes que el acero. Posee la envergadura de alas de un Airbus A340, y pesa tanto como un coche de tamaño mediano (1.600 kg).

En su primer vuelo sobrevoló por encima del oeste Suizo durante 87 minutos a una altitud de 1.200 metros (3.937 pies) con el alemán Markus Scherdel en los mandos. El avión de hélice es propulsado por cuatro motores eléctricos y está diseñado para volar de día y noche por el ahorro de energía de sus células solares en baterías de alto rendimiento. Se espera que en última instancia, lograr un promedio de vuelo velocidad de 70 kms por hora y alcanzan una altitud máxima de 8.500 metros (27.900 pies). Los vuelos virtuales, que pueden ser seguidos vía internet, están diseñados para replicar viajes de larga distancia a través de condiciones climatológicas existentes, reales, emprendidos por la aeronave que está repleta de alta tecnología pero es muy liviana y de movimiento lento. El jueves 8 de Julio de 2010 el Solar Impulse estableció dos nuevos records mundiales, el primero en número de horas: al volar durante 26 horas, lo que incluye una noche entera, sin la ayuda de fuentes de energía externa; el segundo en altura: logrando un nuevo máximo hasta la fecha para un avión sostenible al alcanzar los 8.564 metros sobre el nivel del mar.

Características

Motores con células solares

El aeroplano del «Solar Impulse» posee unas células fotovoltaicas solares que dan electricidad a los cuatro motores de los que dispone. Además, las placas solares funcionan de día y recargan las baterías de litio para viajar por la noche. Una única cabina para un pasajero De momento, el avión apenas está equipado con una cabina de control en la que viaja un único piloto. Su peso y el de los motores es el único que soporta la nave, pues no está construida para albergar más pasajeros. No se descarta su uso comercial en el futuro.

El primer vuelo

Acerca de Vuela sin Miedo

Vuela sin Miedo es una organización dedicada a ayudar a las personas que tienen miedo a volar. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el miedo se supera cuando lo afrontamos y dejamos de temerle. Y ese es nuestro máximo empeño. Si realmente deseas volar y disfrutar, puedes.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Aviones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s