Nuevas cajas negras

Las autoridades francesas (BEA, Bureau of Enquiry and Analysis for Civil Aviation Safety) a cargo de la investigación de las causas del accidente del AF447 el 1 de Junio pasado, han visto obstaculizadas sus tentativas de establecer porqué el vuelo AF 447 se estrelló en el Atlántico, por el hecho de que las cajas negras no han sido encontradas. Ante ello, propone  la instalación de nuevas cajas negras, las que deberán durar más tiempo que las actuales. La recomendación es que las señales de radio que emiten las cajas para su localización tengan una duración de 90 días, en lugar de los 30 actuales. También se cree adecuado equipar a los aviones que realizan vuelos sobre el mar con una frecuencia adicional de transmisión, a fin de facilitar su hallazgo.

Una nueva búsqueda será puesta en marcha en febrero de 2010 con la esperanza de hallar las cajas negras, o por lo menos más restos del avión, indispensables para conocer las causas del accidente, que aún siguen siendo misteriosas.

Los expertos de BEA dijeron que los problemas con las probetas que miden la velocidad han sido un factor en una cadena de acontecimientos, por lo que no son la única causa. La cadena de mensajes automatizados que emitió el avión, momentos antes del accidente, mostraron que hubo inconsistencias en los datos de velocidad que recibían los ordenadores de vuelo. El director de BEA dijo que “los criterios de certificación de dichas probetas no son representantes de las condiciones que se encuentran realmente en alta altitud, por ejemplo con respecto a las temperaturas”.

Si este dato es correcto, me embargaría el asombro y la confusión. Como piloto, no logro comprender que un elemento esencial para el control del avión pueda ser certificado sin que sea sometido a pruebas que simulen el vuelo a gran altura, especialmente en condiciones de lluvia o hielo intensos, tal como las que debió soportar el el AF447, luego que sus pilotos decidieran atravesar un área de tormentas severa. En relación a ello, el colectivo de pilotos de líneas aéreas aún no comprende por qué tomaron esa decisión, cuando los sistemas de seguridad de todo vuelo indican que las tormentas en las que se puede hallar formación de hielo deben ser evitadas.

De momento, el BEA ha recomendado entonces realizar nuevos estudios acerca del tipo de cristales de hielos que hallamos a gran altura, para que se modifiquen los criterios de certificación de las probetas que miden la velocidad del avión.

Acerca de Vuela sin Miedo

Vuela sin Miedo es una organización dedicada a ayudar a las personas que tienen miedo a volar. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el miedo se supera cuando lo afrontamos y dejamos de temerle. Y ese es nuestro máximo empeño. Si realmente deseas volar y disfrutar, puedes.
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s